Primer Aniversario

image¡Ya un año!… y aquí seguimos

Maxi, cuando te planteaste el blog ¿qué pesó más, el desahogo personal, el darte a conocer o ambas?

Parto de la base de que quien inicia un blog tiene una cierta tendencia al “exhibicionismo”. No estoy exento de ello pero, lo cierto es que tenía la impresión de que en la consulta me pasaban demasiadas cosas dignas de ser contadas. No por desahogo sino por compartir el privilegio que supone estar en ese lugar y por agradecer lo mucho que aprendo. Tengo poca necesidad de darme a conocer a mí mismo

Y tú, Alberto ¿sientes que has podido expresar alguna de las cosas que te llevaban rondando tiempo sobre la medicina de familia? ¿o has ido plasmando lo que la práctica diaria te iba dictando?

Sí, lo que pasa es que todavía me parece que me dejo cosas sin contar, o con muchos matices para no molestar o no meter la pata… Claro, nunca hemos pretendido que fuera anónimo, pero sí que da un poco de miedo ser muy “abierto”, como en el fondo me gustaría…

(Maxi) Es verdad, alguna vez hemos comentado las complicaciones que podía tener hacer algún comentario o abordar un determinado tema… ¿piensas que quizás nos ha faltado valentía? ¿Te imaginabas otra cosa?

No lo sé. Como te digo pensaba volcar más mis enfados, mis ilusiones, escribir de forma más espontánea. Pero un post de estos me cuesta días, a veces semanas. Ya sé que mis miedos pueden ser infundados, pero sí, creo que para mí sigue siendo un blog “con algo de miedo”.

Y ahora, Maxi, algún post ha tenido bastante impacto… ¿qué sentimientos te produce?

Es una satisfacción. Que te lean, que expresen su acuerdo aunque sea en un tuit, que te feliciten… a todos nos hace crecer. Ese es el impacto que me importa: poder mover algo en los demás, en el sentido que sea… para salir un poco del refugio de nuestras consultas y compartir, charlar, discrepar,…

Si pero, ahora que llevas ya un año ¿eres más “Maxi” o te condiciona el saber que gente te está siguiendo y espera tus posts…?

No sé si alguien espera y además me gustaría ser más de acompañamiento que de seguimiento. Claro, claro que me condiciona. Como tú dices, escribir no es fácil. Hay que encontrar el tema… a veces te llega como un flash o con una simple frase. Después hay que estructurar, redactar, retocar, resumir… para poder publicar algo que resulte fresco e interesante.

También es verdad que este no es sólo un trabajo para los demás, yo me siento muy enriquecido porque me ayuda a tener las ideas más estructuradas.

Y tu, Alberto si tuvieras que soñar ¿qué dos deseos te gustaría que se materializaran en el próximo año del blog?

Bueno, uno podría ser sentirme más libre. Escribir mejor no lo voy a lograr pero sí poder volcar de forma menos “cerebral” (y mira que me cuesta a mí ser cerebral) las cosas que me preocupan o me indignan. Y el otro que fuera un blog mucho más contestado. No digo “seguido”; no pretendo ser leído por miles de personas. Pero, sí me gustaría que los que lo leen participasen en él con comentarios, y que no tuvieran que ser complacientes (sí respetuosos) pero que generara debate, aclaración, discrepancia… En fin. Vida…

Así es, VIDA… sigamos compartiéndola y celebrándola


6 comentarios sobre “Primer Aniversario

    Agustina escribió:
    12/03/2015 en 23:52

    Enhorabuena en vuestro primer aniversario. Una manera muy bonita de celebrarlo. Adelante, sin miedo.

    Marian escribió:
    13/03/2015 en 23:16

    Mi enhorabuena !!!un magnífico blog ,de corazón.
    Os mando con cariño un soplido para que apagueis la vela …
    Un fuerte abrazo,Marian

    Maria aeugenia escribió:
    14/03/2015 en 12:21

    Gracias chicos por vuestros comentarios

    Pati escribió:
    14/03/2015 en 13:17

    Yo no sé si un blog como éste aporta mucho o poco a la Medicina de Familia y Comunitaria…Al menos sí es un gustico leeros.
    Vosotros hacéis vuestra parte…
    ¡¡Goyoso cabo d´anyo!!

    EL CUENTO DEL COLIBRI

    Cuentan los guaraníes que un día hubo un enorme incendio en la selva.
    Todos los animales huían despavoridos, pues era un fuego terrible.
    De pronto, el jaguar vio pasar sobre su cabeza al colibrí… en dirección contraria, es decir, hacia el fuego.
    Le extrañó sobremanera, pero no quiso detenerse.
    Al instante, lo vio pasar de nuevo, esta vez en su misma dirección.
    Pudo observar este ir y venir repetidas veces, hasta que decidió preguntar al pajarillo, pues le parecía un comportamiento harto estrafalario:
    ¿Qué haces colibrí?, le preguntó.
    Voy al lago -respondió el ave- tomo agua con el pico y la echo en el fuego para apagar el incendio.
    El jaguar se sonrió.
    ¿Estás loco?- le dijo. ¿Crees que vas a conseguir apagar lo con tu pequeño pico tú solo?
    Bueno- respondió, el colibrí- yo hago mi parte…
    Y tras decir esto, se marchó a por más agua al lago.

    albertoenblogalta escribió:
    15/03/2015 en 13:43

    Agustina, María, Maria Eugenia, Pati… GRACIAS!! Ayuda saber que “hay alguien ahí”.
    Un abrazo.

    maxigutierrez respondido:
    15/03/2015 en 22:40

    1 año, 30 entradas, 122 comentarios, 10.200 visitas… Poco o mucho es lo que es “medicina de familia con blog propia”
    Gracias a muchas y muchos… Vosotras sois imprescindibles porque además participáis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s