SILENCIO (Maxi Gutiérrez)

Posted on Actualizado enn

Están siendo meses de intenso trabajo y mucho silencio. Silencio en este blog. Silencio por falta de encuentros. Silencio entre tanto desconcierto. ¿Sabéis cuántas veces en este tiempo de silencio he pensado en levantar mi voz? Muchas. 

Os confieso que han sido momentos de asombro, algunos de rabia, otros muchos de angustia y unos pocos para pedir ayuda. Todos finalmente cerrados con el pensamiento simple de “no merece la pena decir nada”. Solo pude compartiros la experiencia de los 96 días en aquel regalo que hizo mi equipo. Hoy pienso en por qué tanto silencio.

Quizás ha habido demasiado ruido para poder hablar con calma. Ruido interior, sin duda. Ruido que no te deja vivir en paz. Y ruido exterior de tantos que tienen y quieren decirlo todo cuando la realidad se empeña en demostrar que apenas sabemos nada. Esa realidad que nos brinda humildad a borbotones.

Presenciar el sufrimiento humano produce silencio. La angustia de quien enferma y la terrible situación de su familia en impuesta lejanía, me han producido silencio. Un silencio profundo del que no se atreve a mover un paso por miedo a incomodar al verdadero protagonista. Por respeto, por impotencia o quizás por miedo.

Pueden haber sido los pasos inciertos. Como cuando caminas por un puente colgante en que estás más atento a dónde posar el pie que a abrir la mirada al horizonte. Ese sentimiento de perplejidad cuando escuchas la seguridad del político de turno frente a la incertidumbre que se palpa en la consulta cada día, que nos aplasta a los que nos sentimos científicos.

También ha jugado un papel importante las dudas con las opciones, medidas y recomendaciones que se han ido desgranando. Consciente de que los humanos tenemos el impulso lógico a hacer y la necesidad de sentir que nuestras acciones pueden cambiar el ritmo de la historia. Pero también, sintiendo una profunda rebeldía ante el hacer sin pensar, la acción sin reflexión y la orden sin explicación. 

Por supuesto, acepto que también el silencio es fruto de no disponer de grandes propuestas ni respuestas. Ni tenerlas ni quererlas. Sin envidiar a los que tenían la responsabilidad de darlas.

Silencio por cansancio. El cansancio físico siempre presente del hacer sin parar. El cansancio profundo del que no ve final, que no ve luz y desespera.

Y el miedo. Ese miedo omnipotentemente presente en las situaciones complejas. Miedo a la enfermedad. Miedo a la pérdida. Miedo a contagiar. Miedo al futuro. Miedo. Miedo. Miedo que se palpa en todos y en todo, que se trasmite y se queda pegado. Miedo que paraliza y hace callar.

No quiero quitarme responsabilidad: el silencio como huida. Ha podido haber momentos en que el clima de los debates y la falta de avances me han hecho retirarme de la conversación aún a riesgo de que solo se escucharan otras voces. Voces que se quedan solas y parecen únicas.

En este tiempo de silencio he pretendido acompañar y aliviar el camino. Disponer la organización y los escasos recursos a mi alcance para generar espacios de cuidado. Ejercitar la compasión y la humildad. Afianzarme a lo cercano y los cercanos. Recuperar la esperanza perdida y donarla como regalo incierto. 

Y todo ello, con dudoso éxito porque la pandemia me va imponiendo sus olas y no siempre he sido capaz. 

Quiero manifestar mi respeto y mi agradecimiento a tantos silencios positivos y constructores de comunidad. A esa mayoría que ha hecho y sigue haciendo lo que le toca. Profesionales y ciudadanos callados que construyen comunidad. Sin hablar exclusivamente de sanitarios, que efectivamente hemos hecho lo que nos ha tocado. Hay que hablar de todos. Porque si algo nos ha demostrado este tiempo es que el mundo rueda por la voluntad y el compromiso de muchos.

Busquemos nuevas oportunidades para romper el silencio. Establezcamos nuevas conversaciones donde (como dice Guadalupe Nogues) promovamos el pluralismo, separemos las ideas de las personas y escuchemos las voces del disenso para llegar a un nuevo consenso.

Esta charla TED ha llegado  a mis manos a través de Alberto Melendez para completar esta entrada sobre silencios y conversaciones para quien quiera seguir profundizando en ello

4 comentarios sobre “SILENCIO (Maxi Gutiérrez)

    Esti escribió:
    25/04/2021 en 20:19

    SILENCIO………mucho para no hacer sufrir a quienes más quieres DEDICACION plena por hacer todo lo que esta en tus manos aunque la vida te lo ponga difícil muy difícil
    PERDIDA…. por perder a la persona más especial e,valiente ,fuerte y dedicado por y para sus seres
    CULPA …por no saber o no poder…..hacer más por el y por algunos más por saber el sufrimiento causado durante mumuchos años
    RABIA…….MUCHA Por no ser escuchado no oído si no escuchado poca gente o mejor pocas personas tienen ese ese don
    TRISTEZA …inmensa por lo que esta sociedad se está convconvirtiendo egoísmo falta de empata un sin fin de críticas de las que ni puedo ni quiero contestar tristeza por ver que quieres ayudar pero no puedes más..
    ADMIRACION MUCHISIMA …..Porque tuve o alguien me mandó un equipo de profesionales perfectos y admirables en los que sus abrazos y su cariño y dedicación lo fue , lo es y lo seguirá siendo
    AGRADECIMIENTO…. a todos los que formáis este blog

      maxigutierrez respondido:
      26/04/2021 en 18:52

      Gracias por compartir tus CLAVES de este tiempo complicado.
      Gracias por leernos y por hacer el esfuerzo es escribir. Me alegro que te mueva.

      y siguiendo con tu enumeración:
      ABRAZOS… a quien te quiere y a quien te cuida.

    Raquel escribió:
    28/04/2021 en 10:49

    … Y también esperanza elegida como opción y compromiso personal, como vía para mostrar otros caminos, otras vías y otras actitudes que coexisten en esta situación. «Hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece», pero si no un bosque entero, algunas semillas están germinando. Gracias por vuestro blog. Raquel.

      maxigutierrez respondido:
      28/04/2021 en 11:49

      Que germinen, que germinen.
      Gracias, Raquel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s