VIVO SANO. DE SALUD Y LIBERTAD

Posted on Actualizado enn

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como: “El estado completo de bienestar físico, mental y social de una persona, y no solo la ausencia de enfermedad”. Así, según la OMS, para estar sano no sólo debes tener “ausencia de enfermedad” sino que además debes encontrarte completamente bien en lo físico, en lo mental y en lo social. Parece por tanto que la vida sana no es una meta fácil. Y la muerte sería por tanto la culminación de la no-salud. El compendio de todos los malestares. El fin absoluto del bienestar que merecemos y al que aspiramos. Salud, el objetivo. Y su antítesis la muerte

IMG_9704.jpg

Después de esta introducción me presento. Soy Alberto Meléndez, médico, y me dedico a la salud en la muerte. Sí. En eso trabajo desde hace casi 18 años. Intento que las personas a las que acompañamos en su fase final de vida mueran con salud.

Honestamente quizá no sean 18 años. Quizá sean muchos menos. No tengo claro cuándo descubrí que se podía morir con salud. No recuerdo cuando se hizo visible en mí que era posible acabar esta vida de forma plenamente saludable. No fue un momento, una revelación, no fue un fogonazo de luz. Pero hubo un antes y un después.

Morir sano es morir libre.

Libre de la necesidad de estar en ese “completo bienestar físico, mental y social”. Libre, por entender que esos malestares forman parte de la vida, de mi vida. Como la noche del día.

Libre de la obligación de no tener “alguna enfermedad”. Constatando que una persona sin enfermedad es una persona insuficientemente estudiada por la medicina. Que la ciencia médica y social ha conseguido que creamos que todo malestar, que toda alteración de la normalidad estadística, tiene un nombre en forma de enfermedad o síndrome que puede y debe ser estudiado y tratado.

Libre para aceptar la limitación de la edad. Libre de la esclavitud de ser eternamente joven, de “hacer” cosas sin límite, de simular ser lo que no soy.

Libre para vivir valorando y creyendo firmemente en las capacidades propias para adaptarme a los cambios a la vez que busco y aprecio las energías del otro para caminar juntos.

Libre en fin de la ciencia que defiende que la muerte es el producto de diferentes alteraciones evitables. Libre de creer que morir será un accidente fatal en mi camino (del que mejor no hablar…) en vez de entender que forma parte esencial de este trayecto.

IMG_9748.jpg

Y  en estos más de 18 años más de una vez, de dos y de tres, me he encontrado personas que habían aceptado su enfermedad y las limitaciones que le producían. No con resignación sino con la aceptación que da la confianza. Personas que han encontrado en ellos mismos recursos para adaptarse. Y han celebrado poder ser cuidados por sus seres queridos. Y han sido ancianos, pero también niños. Y creyentes. Y ateos…

 

Y se han muerto sanos. Porque han vivido sanos. Porque han vivido LIBRES.

 

(Este post ha sido publicado también en el blog http://www.vivosano.org, de la Fundación Vivo Sano con quién tengo el privilegio de colaborar).

 

 

 

 

 

 

4 comentarios sobre “VIVO SANO. DE SALUD Y LIBERTAD

    charo escribió:
    22/05/2020 en 11:53

    como me ha gustado Alberto!!

      albertoenblogalta respondido:
      22/05/2020 en 12:23

      Gracias Charo. Y a mi la canción. La conocía y no la había escuchado en esta clave… Lo escribo porque me lo creo. Pero cuesta…

    Rosana escribió:
    22/05/2020 en 22:41

    Jope, Alberto, me ha encantado tu texto ❤️ Aunque yo no he alcanzado completamente esa libertad de la que hablas, trabajo cada día para que así sea y creo que lo voy consiguiendo… en mi caso, donde los demás ven una enfermedad crónica y degenerativa envuelta de incertidumbre, yo “sólo” veo un diagnóstico. Me siento sana. Y creo (a veces me da miedo asegurarlo por si el destino me da una de esas patadas en la boca que me ha dado más de una vez cuando he afirmado algo categóricamente) que no tengo miedo a lo que venga. La esclerosis forma parte de mi vida pero no es mi vida. Y aunque soy consciente de la gran diferencia que hay entre mi caso y el de las personas que están al final de su vida, me encantaría parecerme a todas esas personas libres que has señalado. Gracias por tu testimonio 😉 Un besote

      albertoenblogalta respondido:
      24/05/2020 en 17:48

      Rosana, todos estamos en el mismo camino. Y el testimonio que de verdad vale es el tuyo. Yo sólo recojo intuiciones que se me han hecho muy fuertes. Y encuentro a personas como tú… GRACIAS. Y “enhorabuena” por el reciente “parto”!!! Un beso!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s