NO HE TENIDO TIEMPO (Maxi Gutiérrez)

Posted on Actualizado enn

imageEs cierto, no he tenido tiempo. No he atendido este blog como debiera porque no he tenido tiempo. Hay veces que uno no llega a todo y al final, la conclusión es que falta tiempo y todo se puede zanjar con un “lo siento, no he tenido tiempo”.

Es curioso, hay personas a las que parece que siempre les sobra el tiempo. Que viven abandonados a la suerte de la inactividad. A otros, sin embargo, un segundo les resulta imprescindible para concluir una tarea que siempre se queda escasa de tiempo. No parece que el problema sea el tiempo porque las agujas del reloj tienen la misma cadencia para ambos.

Ciertamente el tiempo es limitado. Todos reclamamos un tiempo adecuado para poder desarrollar con calidad una tarea. Todos agradecemos cuando otra persona nos dedica un tiempo de calidad para atender nuestra necesidad.

La consulta del médico de familia es una continua fuente de conflictos con el tiempo y con los derechos que cada uno de los actores tiene para ejercitar su función en un tiempo.
El derecho que la persona tiene a que el profesional le dedique un tiempo justo acorde con su necesidad o con sus múltiples necesidades. El derecho del médico a poder disponer del tiempo adecuado para tomar las mejores decisiones. El derecho que tiene la siguiente persona a ser recibida a tiempo. O el derecho del profesional a terminar su jornada a la hora.
Demasiados derechos que los acontecimientos caprichosos de la vida se encargan de desdibujar unas veces en favor de unos y otras en detrimento de otros.

Y otra cosa que me llama poderosamente la atención son los compañeros que no tienen tiempo para desarrollar algunas cosas en la consulta. Los que no pueden dedicar su atención a mujeres víctimas de violencia de género, los que no atienden pacientes con necesidades paliativas y de enfermedad terminal, los que no introducen las actividades preventivas oportunistas o los que no pueden prestar atención a las necesidades sociales. Y entre otros, surge el mismo argumento: “no tengo tiempo”.
¿Os imagináis que un profesional de la atención primaria no tratara a sus diabéticos? ¿o que otro no tuviera tiempo para explorar la faringe ante un dolor de garganta?… Posible pero, poco frecuente. Quizás se parezca al traumatólogo que deriva la mano a un compañero porque lo suyo es la cadera. Pero, lo nuestro, lo de la medicina de familia es la atención integral de la persona, sin parcelas, sin fronteras.

imageNadie nos explicó en la facultad que los profesionales de la medicina somos gestores del tiempo. Que esa es una tarea difícil que se debe aprender y mejorar con la práctica. Y que aunque hay técnicas y mecanismos la gestión sigue siendo igual de difícil pero, que es parte inevitable de nuestra tarea.
Yo mismo experimento muy a menudo cómo me equivoco en hacer un justo reparto del tiempo. Lamento cómo no dediqué el tiempo adecuado a quien lo necesitaba, cómo la prisa impidió que aquella persona me contara lo verdaderamente importante,… y tantas otras pero, lo intento. Intento cada día priorizar y dedicar más a quien más necesita haciendo equilibrios en una cuerda sin red.

Por supuesto que debemos reivindicar los mejores medios para desarrollar nuestro trabajo, sin duda. Y el tiempo es uno de ellos porque, en sí mismo es terapéutico y cuando no dispongo de él es fácil que pueda tener la tentación de sustituirlo por una prueba diagnostica o por un fármaco innecesario. Tenemos que exigir que nuestros jefes y gestores velen para que el tiempo sea un valor en alza. Pero, en el fondo no se trata de que nadie nos haya robado el tiempo ni de que el jefe imponga una u otra manera de hacer las cosas: nada evitará nuestra necesaria intervención en hacer una adecuada gestión del tiempo.

El tiempo es la excusa perfecta, en la consulta y en la vida, para no hacer aquello que menos sabemos, en lo que menos habilidad tenemos o también, lo que menos nos gusta.

Podría deciros que no tuve tiempo para escribir y contar en este blog lo que me iba pasando pero, no seria justo. Prioricé otras tareas, otras personas y desatendí mis compromisos. Así es. image

Anuncios

2 comentarios sobre “NO HE TENIDO TIEMPO (Maxi Gutiérrez)

    Agustina escribió:
    21/08/2015 en 15:40

    Tema interesantísimo el del tiempo. Parece que hay un tiempo real (el que medimos con el reloj, calendarios y demás), y un tiempo “psicológico” o relacionado con la percepción. Se ha demostrado que, cuanta más información y actividad se produce en el cerebro, la percepción del tiempo se ralentiza. Para los niños, por estar en edad
    de descubrirlo todo, el tiempo pasa más
    despacio. Y al contrario, cuando, en la edad
    adulta y en la vejez entramos en la espiral
    de las rutinas, el paso del tiempo se
    percibe más rápido. Así que…a mantener la
    mente activa y llena de proyectos.

    albertoenblogalta escribió:
    21/08/2015 en 16:49

    La gestión del tiempo es algo esencial como dices. Y a veces, reflexionando causas de insatisfacción en los profesionales (en mi caso médicos de familia) creo que una clave es esa, no ser dueño de tu propio tiempo. En eso creo que sí hemos perdido un montón; ciertamente ya no podemos considerar al médico de familia (el que trabaja en la sanidad pública) un trabajador “liberal” que hace y deshace lo que le viene en gana. Pero de ahí hemos pasado a que nos sentamos en un despacho (que tenemos que ceder o que cojemos cedido) y esperamos a que otros decidan por nosotros qué y cuándo vamos a atender. No sé si me explico. En fin. Buen tema. Para dedicarle… tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s